Actualmente, existe un gran desconocimiento y una gran confusión sobre las certificaciones ecológicas en los productos cosméticos, qué es ecológico y qué no lo es. Muchos productos dicen ser ecológicos o naturales, pero están lejos de serlo. Mucha gente piensa que con solo poner un circulo con BIO y/o ecológico o con llevar uno de los sellos de Natrue, Ecocert, CosmeBio, ya es ecológico. Pues nada más lejos de la realidad.

Naturaleza y Progreso y los cosméticos:

  • El 100 % de ingredientes naturales vegetales o animales deben ser bio, preferentemente etiquetados con el sello “Nature et Progrès”, Demeter o AB.
  • 0 % de productos de síntesis.
  • Sin Sulfatos.
  • Los embalajes y sobreembalajes deben ser biodegradables o reciclables.
  • No testados en animales.
  • Sin petroquímicos (parafina, silicona, PEG (Polietilenglicol)).
  • Ninguna materia prima de origen animal, excepto aquellas producidas naturalmente y provenientes de la agricultura ecológica.
  • Sin OGM (Organismos Genéticamente Modificados).
  • Exclusion total de conservantes de síntesis como los parabenos o el fenoxietanol.
  • Sin tratamientos ionizantes.

Sello ECOCERT creado por la certificadora francesa.

NATURAL: como mínimo el 95% de los ingredientes son naturales. Como mínimo el 5% del total de los ingredientes vegetales son ecológicos. Se pone el sello con las palabras “cosmético natural”.
ECOLÓGICO: como mínimo el 95% de los ingredientes son naturales. Como mínimo el 10% del total de los ingredientes vegetales son ecológicos. Se pone el sello con las palabras “cosmético ecológico”

Sello de NATRUE creado por una asociación de fabricantes de marcas de cosmética econatural (Weleda, Logona, Lavera).

Tiene tres categorías:

  • “NATURAL”: como mínimo el 95% de los ingredientes vegetales han de ser naturales.
  • “NATURAL CON % INGREDIENTES ECOLÓGICOS”: Dos estrellas, como mínimo el 70% de los ingredientes vegetales han de ser ecológicos. Como mínimo el 15% han de ser vegetales o animales y como máximo un 15% pueden ser sustancias procedentes de la transformación de materias primas naturales.
  • “ECOLÓGICO”: Tres estrellas, como mínimo el 95% de los ingredientes certificables han de ser ecológicos. Como mínimo el 20% han de ser ingredientes de origen vegetal y como máximo un 15% pueden ser sustancias procedentes de la transformación de materias primas naturales. El logo aparece en todas las categorías.

Sello Nature et Progrés ecológico:

Naturaleza y Progreso (Nature et Progrès) es una asociación francesa de consumidores y profesionales creada en 1964 que se apoya en unas normas muy estrictas. Su normativa es más restrictiva que la de los demás sellos, ya que toma en cuenta también el embalaje y el transporte de los productos.
Es una agricultura ecológica respetuosa del hombre, de los animales, de las plantas y del planeta.

Una agricultura ecológica biodiversificada capaz de satisfacer el paladar y de cuidar la salud, que preserva el tejido empresarial rural y aporta un nuevo valor a los oficios ligados al campo, el saber-hacer y las raíces de las zonas rurales.

Es una agricultura ecológica ética y rigurosa, sin complacencia con la economía de mercado.

Sello BDIH creado por la asociación de industrias alemanas y firmas comerciales de productos farmacéuticos, productos sanitarios, complementos alimenticios y productos de higiene personal. Tiene una única categoría.
NATURAL: como mínimo el 50% aceites vegetales y un máximo de 50% de aceites esterificados. No requiere un mínimo de ingredientes ecológicos pero se recomienda que la mayor parte posible lo sea.

 

Sello COSMEBIO creado por una asociación francesa de fabricantes.
AZUL/ECO: como mínimo el 95% de los ingredientes son naturales, el 50% de origen vegetal son ecológicos y como mínimo el 5% del producto final es ecológico.
VERDE/BIO: como mínimo el 95% de los ingredientes certificables son ecológicos y el 10% del producto final es ecológico. 

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: